Hay que exigir la destitución inmediata del equipo de presidentes reventadores de la plaza de Albacete

Feria de Albacete 2019. Dos corridas de toros y otros tantos escándalos protagonizados por la presidencia. El otro día la víctima directa del atraco fue Rubén Pinar, hoy ha sido Álvaro Lorenzo, y ambos días todos los espectadores y la Fiesta en su conjunto han sido vejados, escupidos en la cara y estafados.

No se puede admitir ni una tarde más la prepotencia dictadorial de una individua con aires de faraona, que mira con asco a la gente, que desprecia a los toreros y que, en suma, se cree con poder absoluto para chulearse a su capricho de los deseos del público que paga, de la carrera de los toreros que se juegan el prestigio y la vida y, por ende, que denigra al propio espectáculo taurino, reventando las corridas y la feria al completo porque se le pasa por las narices, como ya hizo el año pasado.

Decimos lo mismo que venimos repitiendo durante toda la temporada: hay que cortar de raíz esta situación inadmisible, porque es un cáncer que ya ha cobrado unas dimensiones generalizadas, desde cualquier Villachufla de tres al cuarto donde el cacique de turno dice que quiere “prestigiar” la plaza, hasta las ferias más destacadas. En todos los casos es igual, pero esto de Albacete sobrepasa todos los límites del descaro y el endiosamiento de quien se cree intocable. El daño a la Fiesta es inmenso, porque se le resta eco social e importancia de manera determinante. Un espectáculo donde se sabotea el éxito desde dentro está abocado a la muerte con total seguridad.

Y seguimos como siempre: aquí nadie se subleva y forma la de Dios, empezando por el público, que es el primer burlado y estafado, seguidamente el propio sector taurino: empresarios, toreros y ganaderos, tienen que tomar ya una decisión tajante: o se cesa a estos dinamiteros presidenciales o se paran las ferias. De sobra sabemos que esto no va a pasar porque nadie del sector tiene conciencia ni fuerza ni cojones, pero si ni siquiera saben defender lo suyo que luego no vengan lloriqueando. Y ya si hablamos de la patuela de la prensa taurina, lamentable y podrida salvo escasísimas excepciones, apaga y vámonos. Algún pellizquito de monja ha sido el máximo atrevimiento, y con abstracciones generales para no mojarse. Patético.

Por eso nadie va a hacer las preguntas que nosotros lanzamos al aire, que no servirán para nada, pero que, al menos, nos libera la conciencia de aficionados y la indignación que sentimos:

¿Quién ha nombrado y mantiene en la presidencia a esta individua? Hay que pedirme responsabilidades y medidas inmediatas con toda contundencia, así como denunciar públicamente lo que está pasando con nombres y apellidos.

¿Ha habido o piensa haber algún tipo de reacción y una petición expresa de expulsión de la citada individua en base al cúmulo de arbitrariedades contra el público y los profesionales que ha perpetrado?

¿Detrás de este permanente y abusivo comportamiento, cuyo efecto es destruir el prestigio y el éxito de una de las ferias más importantes de España, hay algo más que el afán dictatorial de unos despóticos talibanes, algún tipo de patología antitaurina, afán de destacar o de trepar, o simplemente cumplen instrucciones procedentes de la esfera política, que es a lo que suena todo esto cada vez con más claridad?

¿Durante cuanto tiempo más piensan seguir aguantando esta tiranía el público y los profesionales que gestionan y actúan en la plaza de Albacete sin hacer nada?

¿La presunta Fundación para la Defensa de la Tauromaquia, piensa seguir tocando el violón al respecto o jamás va a hacer gala de un atisbo de dignidad para proteger a la tauromaquia de sus enemigos internos?

Y dicho todo lo anterior de Albacete ¿va a seguir pasando lo mismo en el resto de plazas sin que nadie diga ni haga nada? Porque esta panda de presidentes reventadores son el cáncer número uno que tiene la tauromaquia hoy en día.

Sea una estrategia de políticos o una plaga de francotiradores dictatoriales, el objetivo es dinamitar la tauromaquia desde dentro, y lo están consiguiendo. Si quieren un ejemplo, miren el hundimiento absoluto de Bilbao como espejo del futuro que nos espera en todos los sitios si se impone esta dictadura de los presidentes reventadores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.