Otra mañana de bravura y toreo a campo abierto con las veraguas de Aurelio Hernando

Se repitió lo que era difícilmente repetible, ya vivimos el pasado mes de abril y contamos aquí: un magnífico tentadero a campo abierto en la ganadería de Aurelio Hernando. El matador Iván Vicente figuró como cabeza de “cartel” y Abel Robles de segundo, más algunos “espontáneos” que, a la vista del juego de las vacas, también se recrearon con sus magníficas embestidas, como el gran amigo Ramón García, que además de ser el mejor cámara taurino del mundo, es un excelente aficionado práctico.

Fue de aquellas jornadas camperas en las que todo sale bordado. Picó las reses de manera formidable Héctor Vicente. La collera de garrochistas la formaron el propio ganadero y el jovencísimo Juan Camacho Domecq, sobrino de Álvaro Domecq, que lo bordó por temple y estilo con el sello eterno de la familia de Los Alburejos. Les acompañó a caballo el rejoneador local Luis Rodríguez, que embarcó las embestidas con torería al final de las faenas. Promotora de la jornada fue la Asociación Taurina de Soto del Real, tan admirable por su lucha a favor de la tauromaquia, a pesar del acoso de la ultraizquierda antitaurina que se ha apoderado de este histórico y taurinísimo pueblo.

Les dejamos unas imágenes que muestran mejor que las palabras la belleza de los lances que pudimos disfrutar en este marco extraordinario, propiciados por las bravas y profundas embestidas de las becerras de Aurelio. Sin duda, los años de selección de la sangre veragüeña con criterio de exigencia, buscando lo bravo con duración y entrega, van arrojando resultados cada vez mejores.

Aurelio Hernando y Juan Camaho Domecq en plena faena de acoso. La Pedriza y el castillo de Manzanares, al fondo
En acción con la primera becerra, de nuevo Juan Camacho Domecq
Con temple, clase y estilo campero, colocando en suerte a la becerra
Esto es galopar para coger con celo y entrega la muleta de Iván Vicente… y humillando de verdad
Largura y tranco desde el inicio al final del muletazo
Temple y plasticidad en el remate de la suerte
Toreando de costado las briosas embestidas de la jabonera, el rejoneador Luis Rodríguez
Así empujó en el caballo la becerra albahía,magníficamente picada por Héctor Vicente
Y así embistió siempre por abajo a los engaños y la toreó Iván Vicente…
Humillación y entrega total, deslizándose en el vuelo de la muleta hasta el límite
El novillero Abel Robles también aprovechó las buenas embestidas
Y como remate de fiesta, el monstruo de la cámara y gran amigo Ramón García, autor del maravilloso vídeo que se ha publicado sobre este tentadero…
… cambió la cámara por la muleta y se puso a torear así, formando un “lío” ante el asombro del personal.

¡Enhorabuena a todos por esta mañana para el recuerdo!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tentaderos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.