Alerta máxima contra el Frente Popular antitaurino en Madrid. La ultraizquierda viene a exterminar la tauromaquia… ¡y los taurinos callados esperando la puntilla!

El mundo taurino, siempre indolente y cagón, hace como que no se entera o no se quiere enterar, pero el riesgo de destrucción del toreo es inminente y más posible que nunca. En pleno San Isidro, el momento álgido para alertar y levantar públicamente a nuestra gente contra el movimiento totalitario que viene a aniquilarnos, no se hace nada de nada. En vez de lanzar una advertencia contundente al enemigo, silencio total y acobardamiento general. Una carta semi-clandestina de la llamada “Fundación” ha sido todo. ¡Heroico!. Nos llevan al matadero y nos callamos. ¡Pues nos aplastarán!

Si las proféticas encuestas que elaboran los medios del Régimen se cumplen con la milimétrica y desvergonzada certeza de la vez anterior, los chekistas van a iniciar el exterminio final del toreo en una semana, siguiendo un plan de represión ideológica masivo, con el que piensan imponer todas las mugrientas aberraciones animaloides y de las otras bandas afines hasta en los colegios, para envenenar la mente de los niños. ¿Legalidad? Para ellos la ley siempre son ellos y la dictan ellos, o sea, que se la pasan por el arco de triunfo, además de contar con un ejército de jueces garzonitas de su cuerda dictatorial.

Si en otros campos puede caber alguna pequeña duda, en lo taurino no hay ninguna. Desde la okupación de los ayuntamientos, en muchas localidades madrileñas el toreo ha sido aniquilado, a veces camuflando la operación con referéndums a la venezolana: Móstoles, Getafe, Alcalá de Henares, Ciempozuelos, Valdemoro, Navacerrada o Soto del Real son sólo algunos ejemplos. Siempre de acuerdo el ultrasocialismo pedrista y sus aliados de la banda neo-Stalin.

Durante esta campaña, las amenazas, mentiras burdas y calumnias hacia la tauromaquia son diarias. Hablan de “tortura” los socios patrocinados y amigos de la narcodictadura que mata de hambre, palos y disparos a quemarropa al pueblo indefenso, o tiran al vacío desde el décimo piso a los opositores. Son los mismos que se asocian con los etarras y reivindican a genocidas contra la humanidad como Stalin y Lenin, y luego se camuflan con corazoncitos en su propaganda. Mientras, el vasco y “moderado” Gabilondo, nada menos que ex-minitro del ZP, calla, pero otorga y otorgará, porque son las dos caras de la misma moneda. Además, está el camuflado antitaurinismo guay de Ciudadanos, siempre a favor de todas las imposiciones de la ingeniería social totalitaria.

Ante este panorama aterrador, la llamada “derecha” anda acomplejada, balbuceante y deprimida, siempre deseando rendirse, e interiorizando los mensajes manipulados del inmenso aparato de propaganda del Régimen. Son tan tontos que por su propio miedo, falta de coraje y credulidad convierten los sondeos en profecía autocumplida.  

Con Las Ventas cerrada, que es el objetivo final, el golpe a la tauromaquia sería letal, y a por ello van, que nadie lo dude. En cadena, caerán las escuelas taurinas, las novilladas de promoción y la mayor parte de las ferias de los pueblos que aún dan festejos. Lo dicen a las claras. Implícitamente, el proyecto dictatorial incluye además la aniquilación de las ganaderías bravas; no en vano se trata de los herederos de quienes en 1936 masacraron a tiro limpio las vacadas históricas de Martínez, Aleas, Hernández y muchas más.

Para que sea digerible a los cobardones del taurinismo y el rebaño idiotizado por la telebasura, quizás habrá una fase de transición: la “tauromaquia incruenta”, una parodia burda y grosera que otros llaman “Integral”. Y ahí es donde podrían saltar a escena el listo de Carmeno y sus mariachis, los judas del toreo. ¿Para eso el Ayuntamiento los ha mantenido en la incubadora del Batán?

Ante la desmovilización y la abulia que se está sembrando, es imperativa la reacción inmediata y contundente, en la calle y en las urnas, de todos los amantes de la tauromaquia y de la libertad general. Pero de momento lo que se palpa en el mundillo es el silencio de los corderos. Mientras, los camaradas del puño en alto afilan el hacha.

Perdonen los lectores la carga política, cuando la naturaleza y el espíritu de este blog no tiene nada que ver con lo político, que no nos interesa en sí mismo ni le tenemos confianza alguna, pero creemos que la gravedad de la agresión permanente que estamos sufriendo y de la situación en general lo requiere.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.