El modelo Cutiño y las tinieblas del monopolio

A estas alturas ya no debería escandalizarnos nada, pero que saquen a un elemento tan funesto para el toro bravo y su diversidad como Cutiño en el papel de iluminado salvador del torero, va más allá de lo púdicamente admisible. Que lo corone como “adelantado” un patético escriba de Aplausos no tiene importancia, dada la frecuencia con la que hace el ridículo. Lo aterrador es que haya gente seria que, además de ponerle el altavoz, le compre la mercancía sin pestañear. El mal está dentro y es muy profundo, eso sin contar con el afán aniquilador que ya exhibe a palo limpio la mafia terrorista antitaurina y sus financiadores políticos.

Es comprensible que en el estado de cosas actual, con una sensación anímica de apocalipsis, los aficionados y no pocos profesionales estén deseando escuchar mensajes de “ilusión”, “positividad” y “buenismo”. De hecho, vemos cómo en la política funciona de perlas la vieja fórmula del demagogo totalitario que, con una ambición sin límites y dotado de una cara de cemento armado, se convierte en el “mesías” sólo por decirle a la gente lo que ésta quiere oír, eso sí, muy “suavecito” para no asustar, y con la imprescindible complicidad de unos medios de comunicación que machacan el mensaje hasta que “cala” en las mentes sencillas, hastiadas o defraudadas. Y a todo esto, el embaucador que viene a redimirnos del sistema es un producto pringoso… ¡del mismo y lamentable sistema!

Pues algo parecido, salvando las distancias, pasa en este caso. Entendemos que los mensajes optimistas puedan servir como terapia colectiva, aunque un optimismo sin base real es puro ensueño. Pero que el abanderado sea uno de los principales enterradores de las castas bravas, y encima nos lo vistan poco menos que de genio o “paladín” de la Fiesta, es demasiado.

Una de dos: o los amiguetes y propagandistas de Cutiño no saben que desde hace años en las ferias que monta este personaje no se lidia ni un solo toro más allá de las cuatro marcas del monoproducto juampedrista que administra su íntimo cuate El Juli, o no les importa. Más bien habrá que pensar esto último. Siendo así, es incompresible que los cutiñistas sean aficionados de “a pie”, pues aunque no les interese nada el toro, al menos deberían recordar el tiempo en que las figuras que tanto admirábamos eran capaces de triunfar con todo tipo de ganaderías y castas, sin ir más lejos el llorado maestro Manzanares, como hicieron todos los grandes hasta Ponce. ¿Ya se les ha olvidado que entonces el toro no era siempre igual?, ¿no recuerdan tantas tardes gloriosas con los atanasios, los núñez, los galaches o los santacolomas, ya sistemáticamente desterrados de las plazas de Cutiño y otros como él?

Que se atreva a hablar de una fiesta íntegra quien lleva colaborando tanto tiempo en la mutilación y extermino de las castas bravas es una burla y un desprecio a la inteligencia de quienes todavía amamos esto. Y este pájaro, amo taurino de Extremadura, quiere exportar la mascarada de Olivenza a todas partes, como su socio Casas la bufonada de Nîmes.

No, señor Cutiño, las que usted llama figuras del torero están muy lejos de ser grandiosas mientras sólo toreen un único producto ganadero. Las cuatro ganaderías que usted lleva a sus ferias son una misma cosa, que proceden de lo mismo, se seleccionan igual y encima se intercambian los reproductores. Los aficionados son ínfima minoría, ya tienen una edad y en su mayor parte carecen de criterios claros sobre el toro, bien porque se han hecho muy comodones y les da igual, o bien porque se trata de vulgares analfabetos “toristas”.

Y usted es todo menos un “revolucionario” del sistema empresarial, sólo una pieza más del sistema vigente para imponer la dictadura del monotoro y dejar la Fiesta reducida a un ballet superficial, estereotipado, irrelevante y 100% previsible. Y eso no es más que la vía directa hacia las tinieblas a las que siempre conduce cualquier monopolio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s