Esperpento “torista” y debacle juampedrista

Los dos funestos extremismos que presiden el toreo en nuestros días han fracasado este último domingo en dos escenarios clave: Madrid y Sevilla. Un clarísimo indicativo de cómo está esto y el escaso o nulo margen de solución que tiene. Ni aprenden unos ni aprenden otros, ni aprenderán jamás. Mientras, el enfermo se nos muere. Y afuera, los matones antitaurinos protegidos y financiados por un importantísimo sector de la casta política afilan las garras.

Concurso-Madrid

El chuflesco espectáculo de la “distancia” a un toro que no quiere ir al caballo

En Madrid fue lo de siempre, pero elevado al cubo por tratarse de una corrida-concurso. Y ya se sabe lo que impera aquí desde que manda esa patética minoría de reventadores ignorantes y violentos: la cutrez demagógica y chillona. Porque de analfabetos taurinos es exigir a gritos que se ponga a 50 metros del caballo a todos los toros sin venir a cuento, es más, cuando ya han demostrado claramente su mansedumbre. Y así un novillo tras otro.

Ya lo hemos dicho varias veces: es la lidia al revés; en vez de adaptarse a las condiciones del toro, se pretende que un animal se acople a un supuesto canon “purista” que en realidad que ni existe ni ha existido nunca, es una pura entelequia inventada por unos chuflas. Y lo exigen a voz en grito e insulto limpio unos tíos indocumentados, que no saben ver ni en sus detalles más básicos y fundamentales la suerte de la que son supuestos defensores y dicen reivindicar a ultranza. El colmo es que encima van de “cátedra”, ¿cátedra de qué?

Desaparecidos o reciclados los trincones del periodismo que organizaron esta tropa, no queda ya más que alguna secuela que aún les da coba. Lo triste es que otra gente llegada a los medios más recientemente caiga en la misma trampa. Porque, ¿cómo se puede dar por bravo al novillo de Fraile cuando no hizo más que tirar derrotes en el peto, y salir de la suerte volviendo la cara?, ¿sólo porque lo pusieron de lejos?, ¡ya, el eterno engañabobos!.

Únicamente peleó en varas con entrega el último, que se dijo era un coquilla de Antonio Martín Tabernero. Curioso que tuviera por nombre Potrero, una famosa reata de Aldeanueva, ganadería ésta que también fue propiedad de José Matías Bernardos, quien durante un tiempo marcó con la interrogación tanto coquillas como aldeanuevas, y a él le compró vacas Martín Tabernero. El caso es que, muy castigados en varas, ningún novillo se empleó de verdad en la muleta, aunque los hubo manejables, como el serio y espectacular berrendo de Quintas y el propio sexto. Total: el clásico espectáculo “torista” infumable por su retórica y deprimente en su resultado.

Y ahora vámonos a Sevilla, que esa si fue gorda y más grave que lo de Madrid. Porque si en las Ventas hablan de castas minoritarias, en realidad minoritarias ya son todas menos una parte de otra parte de lo en origen era la estirpe Ibarra-Parladé; o sea, lo de Juan Pedro Domecq. Esta ganadería, base del 90% de la cabaña de lidia actual, cosechó en la Maestranza uno de sus mayores fracasos de los últimos años, y ya van unos cuantos. Toros rajados y vacíos de bravura, tanto que ya ni siquiera iban y venían con flema tontorrona como sus hermanos los zalduenditos, es que la mayoría ni se movieron. Y ésta es la médula espinal del actual monopolio ganadero, con que vamos listos.

De momento, no hemos leído ningún artículo al respecto en las sucursales mediáticas del oficialismo, encabezadas por el director de Mundotoro, siempre tan presto al ditirambo pseudopoético del monopolio y tan inflexible con las demás ganaderías. ¿No tiene nada que opinar ni que decir ahora?, ¿los borricos de Juan Pedro en Sevilla le parecen “modernos” y guays, o anclados en el pasado, decimonónicos o inservibles?; ¿acaso es ésta la “evolución” ganadera con la que tanto se le llena la boca?; ¿éste es el futuro pijiprogre –ya presente- al que nos quiere conducir el Sistema, con los Cutiños, Casas en primera fila y los propagandistas blanqueando el cortijo?. Dirán que una mala tarde la tiene cualquier divisa, pero ya son muchas, si no tan desastrosas, sí plagadas en un 80 por ciento de toros con ramplona vulgaridad, faltos de alma, motor e ímpetu bravo. Al monopolio le salen toros bravos y buenos, sí, pero como todo lo lidian ellos, el porcentaje sobre el total es muy bajo. Prima lo soso, flojo e intrascendente.

¿Y qué hizo el hercúleo Juli, que por supuesto se apunto a su enésima juampedrada?; ¿dónde quedó su titánico impulso y su regio dominio con la mansada?, ¿y sus aspavientos ciclópeos en tantas tardes de “abrumadora autoridad” frente al toro clonado?. Es lo que pasa cuando sólo se apuesta por la comodidad, lo endogámico y lo facilón. Hasta un artista excelso como Morante, con un corte de torero supuestamente poco dado a gestas, ha toreado este año victorinos y varias corridas de otras castas, cosa que al del “exultante poderío” ni se le cruza por la cabeza. Y dicho sea de paso, ¡vaya monumentos a la verónica que esculpió el de la Puebla!, eso sí que el contorsionista del monotoro ni sueña con poderlo hacer.

Como le dijimos el otro día al que se autotitula legítimo heredero del duque de Veragua (está a un paso de ponerse el apellido Colon, o que se lo pongan sus amigotes del ámbito calumniador y baboso), le decimos hoy al propietario del viejo hierro veragüeño: mande al matadero el grueso de su ganadería, que es muy larga, y busque el toro que criaba su abuelo, alegre, noble y bravo hasta la muerte. Creemos que eso es lo que le gusta de verdad al nuevo Juan Pedro. Ojalá lo haga.

Lo malo es lo que se ha sembrado en estos años, y cómo se ha extendido la siembra en forma de plaga. Eso sí que va a ser difícil de quitar. Y más difícil, si no imposible, será cambiar la mentalidad de los que dominan el cotarro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s