Notable para Aurelio Hernando, berrinche de sus linchadores

Al final hubo justicia divina, pudieron lidiarse en Madrid los veraguas de Aurelio Hernando, y encima sacaron gran nobleza, con uno de nota excelente. Imaginamos las caras de los burócratas de la Unión y la Asociación impulsores de la campaña en su contra y el concierto de gatos maullando en sus respectivas barrigas cual diablillos exorcizados. Ira, furor, espumarajos y pataleo.

Fue una pena que la novillada de Hoyo de la Gitana se rechazara, pues era bonita y con trapío, pero mostró un problema de descoordinación en las extremidades, quizás causado por consanguinidad. Ganadería ésta de ilustre sangre Graciliano-Buendía y con acreditada bravura, pero de esas que el Sistema tiene fuera del circuito a favor de monopolio juampedrista, una de tantas cuya presencia en las ferias nunca hemos visto que los burócratas de la Unión y la Asociación defiendan en público no ya ardorosamente, ni siquiera en voz bajita. Más les valdría a tantos excelentes ganaderos de estas asociaciones replantearse si están en las mejores manos.

Cuando se anunció que la novillada de Hernando venía a sustituir a la de Hoyo de la Gitana saltaron como panteras y hasta el final intentaron presionar, otra vez bajo cuerda y a la callada, pero con la misma pamplina argumental que vienen repitiendo una y otra vez. Ya era tarde. O la empresa no tuvo más remedio, o mostró un ápice de sensibilidad, o la Comunidad hizo alguna indicación al respecto. No sabemos, el caso es que, aún engañando sobre su verdadera procedencia, se anunciaron los de Hernando, y nada menos que se aprobaron ocho en el reconocimiento, y eso que actuaba como veterinario el señor esposo de la señora secretaria de la Unión de Criadores de Toros de Lidia. ¡Pardiez!.

Si los burócratas de la Unión y la Asociación implicados ya habían hecho el enésimo ridículo con la publicación del último “comunicado” en base a cuatro valoraciones subjetivas, datos inexactos o desfasados en más de 20 años o puramente especulativos, tras el resultado de ayer queda muchísimo más en evidencia el motivo por el que de ninguna manera querían que el ganadero de Soto del Real lidiara en Madrid. Ya lo dijimos, y ahí lo tienen a las claras. Pero, o mucho nos equivocamos, o aún les quedan por tragar y digerir varias dosis de aceite de ricino, algunas servidas en botella grande…

Aurelio Hernando-Algarrobo 17, Madrid 1-9-2013

Algarrobo, precioso y excelente novillo de Aurelio Hernando, que destacó en la novillada de Madrid

Los hechos están ahí, y toda la farfolla del sí pero no, del “encaste”, la “pureza” o la “pseudopureza” queda en burda basurilla conceptual cuando se impone la realidad. Y el hecho fue que a Aurelio le embistieron con claridad y sin rajarse nunca cuatro de los seis novillos, que la mayoría estaban en tipo de Veragua y que precisamente uno de los más entipados, de nombre Algarrobo, salió realmente excelente por su largura, fijeza y buen estilo. Fue éste un precioso animal, bien hecho, hondo, musculado, de alto rendimiento en canal, recogido de cuerna, con la seriedad que la daba la cara completamente llena de rizos, cuyas hechuras y reata ya anticipaban lo que podía dar de sí, y no falló. Rasgos físicos netamente veragüeños, además de su pelo jabonero melocotón chorreado.

O sea, señoritos burócratas y enteradillos de la Unión y la Asociación, no es sólo la capa, sino un conjunto de características morfológicas que los expertos reconocen desde hace más de un siglo como típicas de esta casta, igual que los conocedores profundos de los caballos saben determinar si están delante de un animal en el que predomina la pura sangre inglesa, española, bretona, o árabe sin necesidad de que un listillo recién llegado o con interés económico en ello tenga que decírselo, sea veterinario o no. ¿Lo entienden? Creemos que está claro, pero si necesitan aprender algo más al respecto, y aunque no lo merecen, estamos a su disposición.

Diego Fernández y Secretario

Empaque y temple de Diego Fernández frente al veragüeño Secretario, quinto de la tarde.

Cuestión aparte es la de los novilleros que se enfrentaron al encierro. Lo primero y básico es reconocer su valor y sus ganas, más admirables en una situación como la se encuentran la mayoría de aspirantes, sin apenas torear nada, jugándose todo a una carta frente a una auténtica corrida de toros. Fue lástima que el primero, Jorge Escudero, sufriera una cornada al recibir a porta gayola al toro que abrió plaza, accidente evitable y explicable por una mezcla de ganas y falta de experiencia. Y aunque se pudieron cortar perfectamente cuatro orejas y no hubo ninguna (sobre todo por los fallos con la espada), justo es reseñar y aplaudir el empaque y hondura de Diego Fernández y la valentía de Jesús Duque.

La nota vomitiva del festejo la dieron, como siempre, los cuatro reventadores del 7 y el 8 que continuamente increparon a estos modestos muchachos y les lanzaron gritos para ridiculizarlos en el momento que más daño podían hacer. Hay que ser malo, despreciable y cobarde. Lo penoso, también como de costumbre, es que nadie reaccionara contra estos canallas, cuya vileza y miseria moral llega a unos límites delictuosos. Pero así está esta plaza desde hace ya demasiado tiempo. Ni una vuelta al ruedo les dejaron dar a los chicos cuando hubo varias merecidas, y encima les pitaron al saludar después de jugarse la vida con más o menos acierto, pero con sinceridad. ¡Qué escoria de gentuza!

Esta curiosa feria de los llamados “encastes” y “minoritarios” no ha hecho más que empezar. Los de Aurelio han puesto el listón alto: cuatro de seis. Veremos qué pasa con otros, y sobre todo con los del supuesto monopolista de Veragua, que en días pasados ha echado en una concurso otro de sus típicos bichos mitad bravucones mitad mansos, que van de largo caballo pero no se emplean y acaban sin embestida, rajados o tirando derrotes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Notable para Aurelio Hernando, berrinche de sus linchadores

  1. Lagartijo dijo:

    Andan muy callados, a pesar de sus obscuras maniobras, los que en entrebastidores quisieron impedir que Aurelio lidiara, están esperando lo que están esperando, o quizás temiendo lo que pueda ocurrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s