Bajada de pantalones con Prieto de la Cal y autoretrato de sus amigos

Han vuelto a dejar colgada la novillada de Aurelio Hernando en favor de Prieto de la Cal. La empresa claudica cuando jamás debería haber contado este año con esta ganadería. El señor gerente de Asuntos Taurinos de la Comunidad calla, luego otorga, y los cuates del insigne prócer depositario de las más puras esencias veragüeñas largan otro burdo comunicado e intentan patéticamente disimular lo que es una evidencia palmaria: que son una pieza clave en la operación.

Es alucinante que Taurodelta deje tirado por segunda vez a un ganadero al que habían apalabrado hace meses la novillada y que después de prepararla con mimo y mucho gasto todo este tiempo, ahora no puede lidiarla. Es inadmisible que lo haya hecho en base a unos argumentos que son de risa. Y, sobre todo, es una burla con recochineo que el “sustituto” sea Prieto de la Cal después de lo ocurrido el año pasado. Es más inaceptable aún que el responsable de la Comunidad de Madrid aún no haya dicho ni pío.

La cosa no tiene precedentes. Sabemos de sobra que el mundillo taurino es así, pero no por ello deja de asquear. ¿A quién se supone que vamos a convencer o invitar para que se acerque a un espectáculo dominado por un sistema de esta naturaleza?. Pues eso, nosotros solos lo matamos sin que venga nadie de fuera.

Le pegan un golletazo en los bajos a un ganadero con merecimientos mucho más sobrados que el suplantador para estar en Madrid, al que este duro golpe podría dejar fuera de juego. Eso es probablemente lo que buscan estos poderosos enemigos que le han salido sin él buscarlos, sólo porque estorba a un elemento al que hace años no le embiste ni un toro. Y también porque en un momento en que la tauromaquia se encuentra en una situación límite, los burócratas de unas asociaciones ganaderas quizás han decidido iniciar una guerra egoísta y suicida para copar unas migajas del mercado. Toda una lección de altruismo, amor y fomento de la Fiesta.

Pero, leemos en Córdoba Taurina otra nueva y magnífica aportación sobre este tema (http://cordobataurina.blogspot.com.es/2013/08/la-guerra-de-los-veraguas-parte-iii.html) y allí nos enteramos que los señores burocratas de la Unión y la Asociación han expelido un nuevo escrito, filtrado a blogs amigos y negado a otros, intentando justificar los injustificable, explicar lo inexplicable y sin responder, o con evasivas, a las cuestiones que ayer les pedimos desde este modesto blog aclarasen al detalle. Y el resultado no puede ser más patético. Vamos por partes:

1º Vienen a decir que no quieren favorecer a ninguna ganadería, pero resulta que ya hay una favorecida: la de su socio Prieto de la Cal, ¡qué casualidad!. Hablan de “origen contrastado” y “encaste minoritario”, y ¿quién y cómo se determinan ambas cosas?. No lo dicen.

2º Dictan nada menos en qué fechas o ferias puede lidiar Aurelio Hernando, y sostienen que no puede venir a ésta de los llamados “encastes minoritarios”. Por sus santas narices, arrogándose el papel de la propia empresa o como si fueran los dueños de la plaza.

3º Hablan de los “grandes esfuerzos” que han hecho por defender las castas minoritarias. Sí, es notorio que en todas las ferias monopolizadas por las cuatro o cinco ganaderías de origen Juan Pedro, en perjuicio de la inmensa mayoría de sus mismos asociados, los burócratas de la Unión y la Asociación escriben cartas de protesta a las empresas y montan campañas como ésta. Su defensa de la variedad es ciertamente épica. Es para revolcarse de risa. Nunca ha hecho tal cosa, salvo ahora para atacar a un ganadero de la competencia, y además modesto. ¡Menudos héroes!.

4º Dan unos datos pertenecientes no a la ganadería de Hernando, ni a su antecesora inmediata (la de Hernando-Gallego) sino, supuestamente (pues no la identifican) a la de las hijas de Enrique García González. Nada se aclara respecto al protocolo científico seguido punto por punto, muestreo incluido, tal como aquí les pedimos. Los datos son de hace más de 20 años, como si en dos décadas largas nada hubiera pasado ni nada hubieran hecho Javier Gallegoo y Aurelio, cuando en realidad han reconstruido por completo la ganadería. O sea, son datos muy viejos y no pertenecen a la vacada acusada, a partir de lo cual está todo dicho. De auténtica coña (perdonen la expresión).

5º Insisten para negarla en una idea que nadie, salvo ellos, ha afirmado: que lo de Aurelio es “puro” de Veragua. Lo dicen porque les da la gana y crear así una falsa referencia, pero no lo pongan en nuestra boca. Además, ¿acaso pueden sostener con pruebas verídicas que lo del insigne señor Prieto sí lo es al 100%?. En el mismo punto hablan de personas “versadas en el mundo de la ganadería”, como dando lecciones de conocimiento sobre la materia, que en el caso de este blog (y perdonen la inmodestia) es de un nivel abrumadoramente superior al suyo, como bien saben ellos.

6º Sostienen que puede acreditar la compra por parte de Hernando de unas pocas de reses de origen Domecq y pelo jabonero, pero ¿pueden demostrar que dichas reses no fueron desechadas o eliminadas por este ganadero?, ¿pueden probar que en caso de no haberlo sido han influido tan decisivamente en su ganadería como para que pueda considerarse de origen Domecq?. Y si no tienen la certeza absoluta, ¿cómo se atreven de decirlo?. Lo del pelo jabonero es otra argucia barata, porque nadie ha dicho que si existe esta capa ya todo es puro Veragua.

7º Como consecuencia de lo anterior, lo datos que aportan no esclarecen nada, al contrario, a nuestro juicio lo distorsionan y oscurecen.

8º Los burócratas de las entidades firmantes podrán tener todo lo abiertos que quieran sus archivos; si los datos no están 100% garantizados en cuanto a precisión o no están actualizados, no son significativos.

9º Estos señores no son quiénes para exigir análisis de ADN a un ganadero como condición para que pueda lidiar. Que se apliquen ellos el cuento, y ya tienen trabajo.

En suma, no sólo no nos convence, sino que nos parece un escrito que insulta la inteligencia y además es parcial, especulativo y confuso. Por si algo faltara, está impregnando de un tono arrogante y prepotente que también ofende. Aunque pretendiendo lo contrario, ellos mismos se han retratado delante de todo el mundo.

Y finalmente, dos cuestiones: coincidiendo con lo expresado en Córdoba Taurina, pensamos que este caso sienta un precedente nefasto y quizás podría intervenir la Comisión Nacional de la Competencia, que también puede haber vulneración de la Ley de Protección de Datos y, desde luego, que ha habido un perjuicio clarísimo de toda índole hacia Aurelio Hernando. Es una opinión, y como tal la expresamos.

Segunda cuestión, y final por hoy: veremos con fervoroso interés la presentación y juego de los animales del señor Prieto de la Cal, desde el sorteo al arrastre, tanto los del festejo en el que han hecho la pirula a los veraguas de Hernando como los que se anuncien más adelante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s