Entre el monotoro y el delirio torista

La temporada de 2012 ha supuesto un paso más hacia ese callejón sin salida, que se ve venir desde hace mucho tiempo, por el que ha entrado la Fiesta en general, y la ganadería brava en particular. El mal está dentro, y si no se cura (que no se va a curar) no hay nada que hacer. Todo está en contra de la bravura, y sin bravura no hay tauromaquia, es decir, variedad, emoción, grandeza y arte. Cualquier espectáculo previsible está muerto, y si algo sobra en este momento en el toreo es previsibilidad.

La monótona rutina de pases y pases a un toro que va y viene y siempre embiste igual, además sin emoción aparente, tiene tan nulo atractivo para el gran público como el circo romano del buey cargado de kilos, cornalón, manso y bronco. Pero es lo que tenemos, un extremo u otro. Comodidad estandarizada o “torismo”. Se empezó destruyendo el tipo clásico del toro de lidia y tras ello ha venido todo lo demás.

Por lo que toca al sistema, que no sólo son los toreros, sino en una medida quizás más importante las empresas, la cosa está clara: monopolio de sangre Domecq, y de las mismas ramas y ganaderías, en un 95% de los casos, cuando no sistemáticamente al 100%, como es el ejemplo paradigmático del señor Cutiño y sus ferias. Para qué van a molestarse en buscar otras cosas, ni les importa ni saben, van a lo que para ellos es “seguro”, que siempre es lo mismo: juampedros de las vacadas más chochonas y blandas. Cuando quieren dárselas de “imaginativos”, o simplemente para justificarse, rellenan los carteles con algún hierro “torista”, de morucheros incluidos, que también son siempre los mismos, y arreando. Esa es otra perversión interesada: asociar variedad con “torismo”.

En lo tocante a los toreros, para qué hablar. Este año se han batido todas las marcas de rutina, comodidad y monotonía. El máximo exponente ha sido la campaña de El Juli, primera figura en la historia del torero que durante una temporada sólo ha toreado reses de tres o cuatro hierros, en realidad podría decirse que de una sola ganadería, si se tiene en cuenta que se trata de vacadas de la misma rama juampedril y casi todas con sementales compartidos. Penoso que una figura de la dimensión de El Juli se encastille en el toro estándar para la faena estándar, socapa de la “regularidad”. Cierto: regularidad en la falta de bravura, alegría y acometividad. Lo malo no es que mate estas corridas, sino que exclusivamente sean estas. ¿Y piensa realmente que por este camino se va a abrir la Fiesta y a romper su imagen actual?, ¿no dice que esa es su máxima aspiración?. Dudoso.

Más alarmante aún por su terrible efecto de cara al futuro es un hecho que ha pasado desapercibido para casi todo el mundo: la extensión masiva del monopolio juampedril a las novilladas sin picadores. Es decir, que los alevines del torero, sobre todo en las escuelas, ya sólo aprenden a torear el monotoro, lo cual garantiza el fin del resto de castas en un futuro inmediato. Enhorabuena al señorito Zabala por su aportación en ese ciclo de “Camino al toreo”, que mejor podíamos llamar “Camino Domecq”. ¿Se acuerdan del caso Cifuentes y la desaparición de su ganadería?, pues a nosotros no se nos olvida.

Si nos vamos al extremo opuesto, durante este año ya hemos denunciado sistemáticamente las maniobras y mentiras de la secta y los trincones “toristas”, que con el paso del tiempo no han cambiado. Quizás este año hemos asistido a una cierta revitalización artificial de este movimiento, sobre todo en Francia y en algunas otras plazas. El motivo es muy simple y de sobra conocido: el “torismo” es un chollo para las empresas, porque vale cuatro duros, se paga muy poco a los toreros actuantes y los bueyes también son mucho más baratos que los juampedrines de moda. Basta con “motivar” a la prensa que se deje para que machaque con los rollos de siempre: “pureza”, “autenticidad”, “casta”, etc. y ya está el plato servido. Va aún menos gente a la plaza, pero los costes son mínimos y se salvan los muebles. Es muy viejo: se lo inventaron los grandes empresarios hace 40 años.

Y así estamos, con José Escolar y Garcigrande como “héroes” ganaderos de un extremo y otro del sistema (¡la familia de Fuenlabrada está que se sale, hace a pelo y a pluma …!), cuando no, en el mejor de los casos, se premia la irregular y engañosa movilidad de Fuente Ymbro.

No parece que se valore tanto como debiera a los auténticos triunfadores ganaderos de 2012, que han sido los “atanasios” de la  familia Fraile, especialmente Valdefresno pero también El Puerto y Moisés Fraile, sin menoscabo de los “alcurrucenes” y de la excelente camada de Victorino Martín, verdadero pilar de la casta Saltillo-Albaserrada, al que algunos mercachifles “toristas” pretenden ningunear en beneficio del desahogado Escolar, al que en su vida le ha embestido ni un solo toro como lo han hecho decenas “victorinos” a lo largo de 30 años, incluido éste. Claro, si comparamos el precio de unos y otros, ya se entiende todo, ¿verdad?.  Pues esa es la clave de todo el tinglado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Entre el monotoro y el delirio torista

  1. Busco una novela histórica en español que trate de la cría de toros bravos. Mis motivos son varios; el primero es que soy un aficionado, el secundo es que parece que no se van a ver tantos toros bravos como antes. Así, me siento el entusiasmo como para traducir un tal libro simultáneamente al inglés y francés.
    Por favor me dirijan a quien sabría de tal libro.

  2. Buenas tardes,

    Novela histórica sobre el toro bravo no conocemos ninguna. Otra cosa son ensayos sobre el mismo tema, género en el que existe una bibliografía bastante amplia, puede consultarla en muchas webs de Internet, accediendo a ellas a través de un buscador como Google.

    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s