Sigue la dictadura de los reventadores

Madrid no tiene remedio. Pasan los años y no cambia nada. El triunfo del fracaso y la mediocridad total de la mano de la dictadura impuesta por una banda de reventadores, organizados en los 70 por la crítica demagógica y trincona de la época. Siempre al servicio de los intereses de las grandes empresas que, como ahora, querían “llevárselo” todo a base de promocionar el torero y el toro barato, a los que se revistió de “pureza” desde las podridas tribunas del periodismo taurino. Así nació el “torismo”, y ahí sigue, con la estrecha y necesaria colaboración de los veterinarios y lo más turbio, desvergonzado e ignorante de la crítica actual, ante el silencio y la indolencia de una masa de público de aluvión, aún  más analfabeta en lo taurino, y la impotencia de los poquísimos aficionados de categoría que aún no han huido.  

Esta feria de la oportunidad para modestos está sumida en la insoportable y vieja incercia de Las Ventas. Era previsible por lo ramplón de los carteles y el clima de una plaza perdida sin remedio (la “cátedra”, aún dicen algunos tontitos) cuyo ambiente es muy similar al de aquellas viejas plazas de carros alcarreñas, donde se unía la crueldad, la ignorancia y la chabacanería, pero aquí vestida de pija. ¡Menuda “cátedra” con los reventadores en el papel de catedráticos!. La primera plaza de carros del mundo, y eso tirando muy alto, porque no hay nada más patético que unos palurdos con ínfulas de sabios y actitud de inquisidores, y encima con eco mediático de gran acontecimiento cuando en realidad asistimos a un espéctaculo de ínfimo nivel.

Y en lo tocate al toro, ¿qué vamos a decir que ya no sepan todos ustedes?. Los veterinarios haciendo de las suyas con el prepotencia y discreccionalidad que les caracterizan, sin dar cuentas de nada y sin responsabilidad ante nadie, siempre haciendo el juego a los reventadores “toristas”. Ordeno y mando porque me da la gana. La preferia fue un ensayo de lo que iba a venir: encierros desechados sin justificación, arbitrariedad total, remiendos a mansalva y mucho toro desigual y cornalón. ¿Pará qué?,  para lo de siempre: un espectáulo artísticamente ruinoso con todo a la contra del éxito. Aquellas ferias de los años 50, 60 y comienzos de los 70, con el toro en tipo, diversidad de ganaderías y éxitos de los toreros todas las tardes se perdieron para siempre, son muy lejanas y nunca volverán.

Pareció un milagro que dejaran pasar la preciosa corrida  de El Cortijillo, unas “pinturas” de Núñez que por desgracia no embistieron, y a partír de ahí un desastre, salvo un par de toros con nobleza a raudales de Valdefresno (¡y encima entraron de sustitutos!) y algunos novillos de Buenavista (otro encierro remendado porque sí) más el “atanasio” de Couto de Fornilhos que salio como sobrero y derrochó nobleza repetidora.

Y esto no ha hecho más que empezar… ¡agárrense y aprieten los dientes!.  Pobres de quienes vayan a la plaza, porque además tendrán que seguir aguantando los ladridos cazalleros, insultos, agresiones y clulerías de los reventadores. Nosotros con bajar el volumen y no oirlos a ellos ni las tonterías del demagogo millonario del bigote teñido (por cierto, uno de los creadores del invento) lo tenemos resuelto. Algo es algo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sigue la dictadura de los reventadores

  1. Uf, te habrás quedado a gusto. No creo q Manolo sea un demagogo, creo q él mira por los toreros; es ignorante en cuanto al toro, pero siempre anima para q haya triunfo.

    El Couto de Fornilhos me pareció excelente, fue de menos a más, demostrando su casta; y Manolo lo citó. Los Buenavista tb encastados y los Valdefresno noblones.

    Esta claro q la variedad de sangre siempre ha ido ligada al toreo, una pena q domecq esté en todos lados por culpa de unos necios. Muchas veces me dicen: vete tú y compra sementales por 12.000 euros; ¡como si fuese barato cuidar una sangre!

  2. Badila dijo:

    Afortunadamente, veo toros en diversas plazas del norte y del sur. Pero la temporada de Las Ventas y sus dos Ferias es otra cosa. Madrid sigue mandando, sobre todo porque ninguna otra lo hace. La única que todavía aguanta una temporada. Hay turistas, pero aficionados habituales también.

    El de Couto de Fornilhos, un manso encastado. En el primer encuentro, derribó para salir huyendo, y en el segundo se dejó pegar sin más antes de salir suelto. Obviamente, ese genio que tuvo en los tres tercios mantuvo el interés y desbordó a Conchi Ríos.

    Un saludo cordial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s