Fracasos, milongas y verdades ganaderas en Sevilla

En esto de la ganadería brava es muy arriesgado jugar a adivino. Sin embargo, en el caso de la reciente feria de Sevilla parecía claro que iba a ocurrir lo que ha terminado aconteciendo: falta de bravura y acometividad generalizadas, algún que otro engañabobos “torista” y unos pocos toros sueltos de verdadera categoría. Como balance general, un fracaso en toda regla.

Cuando salieron los carteles la gente se fijó mucho en los toreros y muy poco en las ganaderías. La ausencia de figuras como El Juli y Perera fue sin duda lo más llamativo y con razón se criticó. Era una feria baratera, y así ha terminado la cosa. Pero respecto a las ganaderías no pasó lo mismo, e incluso hubo quien las alabó, como ese señor al que ya nos referimos en un post anterior que, con un par, llegó a hablar del “gran elenco ganadero” en la revista oficial del oligopolio Domecq.  ¡Menudo petardo habéis pegado!.

Fracaso, y grande, ha sido el juego de las ganaderías “enseña” de esta sangre, y esta vez no puede achacarse a haberse lidiado fuera de tipo, porque tanto los toros de Garcigrande, como los de Daniel Ruiz o Jandilla no eran precisamente catedrales, pero su ausencia de bravura, fuerza y vibración han sido clamorosas. Algún toro tan noble como intrascendente y san se acabó.  Que se dejen ya los aduladores de Domecq de confundir la “calidad” con la suavidad pastueña y sosa, porque no cuela. Ese estilo bobalicón para nada caracterizaba a esta casta en tiempos de Juan Pedro padre, cuyos toros eran nobles, pero prontos, alegres y con motor. O sea, que menos rollo, señores revisteros y televisivos repeinados; de calidad nada, falta de bravura, que ya usais la calidad como usan toristas la milonga de la “casta”.  

Aún más gordo ha sido lo de El Ventorrillo, pues éstos ni siquiera se dejaron torear. Mala también y decepcionante por su falta de bravura y clase la de Cuvillo, de la que sí cabía esperar otro resultado, aunque la tónica que llevaba en los festejos lidiados desde el inicio de temporada era bastante más baja que en las camadas de años precedentes. Parada y a menos salió la bella corrida de Torrestrella, salvo el bravo y alegre toro tercero. Otra decepción.

Los de Victoriano del Río resultaron simplemente manejables y también flojos, aunque el éxito de Manzanares (a nuestro juicio magnificado, porque sigue dando series de muletazos muy cortas) salvara la cara del ganadero madrileño. Parecido a éstos, aunque aún más flojo y con un quinto estimable, fue el juego de los de “Torrehandilla”, una de esas ganaderías nuevas de la interminable nómina Jandilla que algunos propagandistas de Borja Domecq se están empeñando en consagrar a toda costa, cuando apenas tiene aún trayectoria ni resultados que lo avalen. Muy desiguales salieron los toros de “Montealto”, otra de las jóvenes divisas del mismo origen que las anteriores, a cuyo hierro perteneció uno de los buenos toros de la feria, bravo, alegre y noble, de nombre Certero.

Para terminar con el oligopolio Domecq, hablaremos nuevamente de Fuente Ymbro. No se trata de repetir todo lo comentado al detalle sobre esta ganadería en el anterior post. Mucho se ha cantado la novillada que lidió al principio de la feria, y aún más la corrida posterior, pero a nuestro juicio la realidad es que, bueno de verdad, con fijeza, recorrido, humillación y entrega, sólo ha habido un toro de este hierro, el sexto, de nombre Pecador. Los demás, han sido muy desiguales, y a lo sumo espectaculares por su movilidad, sobre todo el novillo Hortelano, lidiado en quinto lugar el 13 de abril.  Muchos dicen que esto vale bastante más que la sosería bobalicona de los otros domecqs lidiados en Sevilla, y les damos la razón, pero de ahí a hablar de toros “de bandera”, “bravísimos”, “extraordinarios” o epítetos semejantes que se han empleado con tanta locuacidad, hay un abismo.

Entre las poquísimas ganaderías presentes en la feria sevillana que no procedían de Domecq, ha prevalecido con mucho lo malo o lo mediocre, especialmente en los casos del conde de la Maza (la peor y más mansa), Cuadri y Miura. Bastante mejor resultado dieron los victorinos, fieles a su personalidad, variados, humilladores, con viveza y ofreciendo muchas veces posibilidades de éxito, sobre todo el bravo y muy noble toro Cobratero, sin duda uno de los mejores de la feria, al que Fandiño cortó la oreja.   

Y concluimos este resumido balance con el toro que a la postre, y esta vez con toda justicia, ha obtenido el premio de la Maestranza al más bravo del serial: Bilanero (¿o quizás Bilbanero, nombre de una clásica reata de Atanasio…?). Un gran toro del hierro salmantino de Moisés Fraile que tuvo la mayoría de las virtudes que adornan la auténtica bravura: yendo siempre a más, tanto en el caballo como en la muleta, con clase, largura, recorrido y alegría, con calidad y la necesaria emoción. Un toro de lío gordo, que reivindicó la extraordinaria categoría y el lujoso estilo de la casta Atanasio-Lisardo, justamente en un momento en que sigue estando absurdamente relegada por las figuras. Encima fue lidiado en medio de una floja corrida de El Pilar, originaria de Domecq y propiedad del mismo ganadero. ¿Paradojas del destino?. Más bien, justicia divina.

Y ahora llega Madrid, ¡que Dios nos asista…!.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Fracasos, milongas y verdades ganaderas en Sevilla

  1. el cortinar dijo:

    pues esto es lo que hay,ganaderos cortitos de mente,sin ninguna aportacion a su ganaderia,se copian unos a otros y asi les va.Hay sementales que han pasado por seis o siete ganaderias,sin esperar el ganadero como ha ligado en las otras.A los ganaderos “estrellas” te lo vas encontrando por las ganaderias-franquicias, dando opiniones y hablando “ex catedra”.Mucha profesionalidad y menos vanidad,es lo que falta en este planeta del toro.

  2. hermantoros dijo:

    Claro, justo y directo. Enhorabuena.

  3. Antonio dijo:

    el cortinar, me deja Vd. alucinado “Hay sementales que han pasado por seis o siete ganaderias, sin esperar como ha ligado con las otras….” casi no me lo puedo ni creer ya que mi concepto de la cria de ganado bravo no pasaba por ahi. Podria ampliarme el tema, siento gran curiosidad.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s