Variedad no es “torismo”

Los extremismos siempre manipulan la realidad a través de la terminología, y en nuestro ámbito, tanto el “torismo” como el “taurinismo” lo hacen continuamente en base a una palabrería dogmática, que cuela  gracias al barullo mental y al analfabetismo taurino imperante.  Repitiendo machaconamente las mismas ideas, por lo general muy simples y carentes de fundamento, acaban por grabarse en la mente del personal y al final son tomadas por verdaderas y hasta incuestionables.  Siempre es igual.

Entre las muchas falacias que se divulgan últimamente, una de las más irritantes es la identificación entre variedad de castas y “torismo”. Además,  la misma idea es abonada por los dos totalitarismos taurinos, unos por un motivo y otros por otro. Normal, los extremos siempre se tocan.

Los “toristas” van ahora de defensores de la variedad en su ridículo juego anti-Domecq, cuando ellos son principales culpables de la desaparición de castas. Ellos, a través de los críticos a los que con toda impudicia aún llaman “maestros”, fueron los que impusieron el mastodonte cornalón, los que macharon y denigraron a las principales ganaderías de origen Contreras, Vega-Villar, Santa Coloma, Coquilla o Núñez.  Despreciaban a sus toros como “borregos” o “perritoros”, les ponían en televisión la canción de “Tengo una vaca lechera”; su lidia era “fraude”, “manipulación”, “mentira”…  y así años y años. ¿Es que ya no se acuerdan?, ¡que desmemoriados son!…pues ahí tienen las hemerotecas y las videotecas para refrescar el coco; lean y vean.  

Repasen, por ejemplo,  lo que escribía ese “maestro” de la mentira y la manipulación por el cual algunos derraman lágrimas de cocodrilo en estos días. Una crónica tras otra era lo mismo: desprecio, calumnia e insulto hacia las principales ganaderías de estas castas en base a cuatro tópicos y baratijas conceptuales, que su vez inventó y le contó el otro nefasto “maestro” salmantino. Se le escaparon o puso a parir casi todas las faenas históricas con toros extraordinarios de los 70 y los 80, al tiempo que idealizaba a los mansos con mal estilo, que en el fondo eran lo que le gustaba. ¿Y el millonario del bigote teñido?, ¿ese no es también un “maestro”?, porque en aquella época decía lo mismo que estos, y ahora también añora la variedad perdida. Hay que ver qué lagrima tan fácil tienen estos déspotas y calumniadores “toristas” y, sobre todo, ¡qué morro y qué cinismo despachan!.

El “torismo” es justo lo contrario a la variedad, porque su ruinosa aportación histórica ha sido imponer un toro estandarizado en gigantismo, obviando que cada casta tiene sus características propias. Todo lo que no fuera el buey Apis no valía, y siguen en las mismas. Se “ponen” con el toraco horrendo y destartalado, como detestan el fino y terciado. Les mola eso porque así se lo insuflaron sus “maestros” y encima  a este engaño contra natura le llaman “pureza”, ¡con un par!.

Y ahora vamos al otro extremo, los voceros del taurinismo. Igual que los “toristas”, a éstos les gusta el toro estándar, pero desde la óptica de la rutina y la comodidad. Hace tiempo decretaron que lo único bueno es lo de Domecq y el resto no vale para nada. La familia jerezana  supo encontrar la fórmula mágica para agigantar sus toros y que en muchos casos funcionaran, esa fue la clave de su presencia en las ferias, aunque hayan perdido su tipo clásico y gran parte de la brava fogosidad que siempre les caracterizó.  No digamos ya en sus decenas de ganaderías derivadas donde prima la suave bobaliconería. 

Como el taurinismo sólo quiere Domecq, ahora resulta que todo lo que sean otras castas distintas lo asocian al “torismo”. Podíamos leerlo esta semana en un artículo sobre el “gran elenco ganadero” de la feria de Sevilla (¡qué arte..!) publicado en  la revista más rabiosa e interesadamente domequista del sistema. O sea, vienen a decirnos implícitamente lo que su amigo y patrocinador de Fuente Ymbro dijo de forma explícita y ya comentamos aquí: que no existen ganaderías de otras sangres con calidad y aptas para el triunfo.  Es lo que decíamos al principio. Unos por la imposición del mastodonte y otros por la del monopolio, abocan a lo mismo: el toro estándar y el fin de la variedad genealógica.

Pero ni la variedad es “torismo”, ni el “torismo” es variedad. Falso de toda falsedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Variedad no es “torismo”

  1. haroldo izquierdo rivero dijo:

    Sr: me da la impresión de que Ud aqui ataca al Sr Navalón y al Sr Vidal, yo he leido sus cronicas, esas ganaderias que tanto nos gustan pasaron por sus baches, y la presentación en oportunidades era de lastima, le diré algo, no sé si ud es hombre de campo y sabe de la cria de ganado sea manso o bravo, yo tengo 35 años en la de manso y en un medio tan dificil como el tropico, pero donde sea y de la raza o casta que sea el tamaño del animal esta en función de su alimentación,sanidad y manejo en general, le pondré rapidamente dos ejemplos, el caballo arabe de origen egipcio y criado alla, es de talla muy menor al criado en España,USA, o Polonia, otra Nueva Zelanda cuyos ingresos solo son por la cria de ovinos y bovino de leche a pastoreo y sin pienso, ya que tienen excelentes pastos, sus vacas son mas pequeñas que similares de raza en otros paises, solo de mayor barril (capacidad estomacal) para comer mas forraje y la capacidad de convertirlo en leche.- El toro de lidia de la decada de los sesenta hacia atras, no tenia el manejo adecuado y si salin algunos toros grandes era por la edad y haber vivido en años buenos de lluvias, el toro de Cuadri, y de algunas otras ganaderias ha demostrado movilidad y resitencia o fuerza a pesar de sus kilos, y aunque yo comparto que el trapio no ers tamaño, aun asi para los “publicos” que no el aficionado el tamaño impone.- Saludos.

  2. Enrique Martín dijo:

    Coincido con usted plenamente en que la variedad no es torismo y viceversa, pero es que creo que está mezclando conceptos y que esto es arrimar de forma artificial el ascua a su sardina. La variedad es una característica propia del toreo y además ayuda a ver la capacidad del lidiador con toros de diferentes características, con diferentes comportamientos y reacciones. Luego viene lo del torismo del que usted habla. El toro con trapío puede ser más o menos encastado, bravo, manso pero que plantee una serie de dificultades al matador y que éste, si es capaz además toree con arte. Este tipo de toros exige una pureza en el toreo que el toro comercial actual no tiene. QUizás le podría admitir muchas de las bondades del toro actual, si este no fuera una caricatura de lo que debe ser un toro de lidia. Un toro que permite mil trapazos, que no pases, que aguanta las lidias nefastas sin acusar lo más mínimo los mantazos, carreras, marronazos y demás, al que no se puede picar, pero que va y viene en el último tercio.
    Me parece muy bien eso de las hemerotecas en las que se hablará del toro elefante, pero eso ¿quién lo pedía? la afición no, desde luego, aunque si vale como coartada el que se proteste el toro chico, pues entonces sí, pero no confundamos al personal. Si a Madrid se llevan Santacolomas chicos, no es que la gente no sepa que ese toro da poco tamaño, es que esos son especialmente chicos, y esto solo a modo de ejemplo. Sobre don Alfonso Navalón y don Joaquín Vidal, a los que no nombra, que no sé si será por respeto a que no están aquí, pero que sí se aguanta el respeto para decir que todo les parecía mal y que hundían la fiesta, pues no sé si eso lo dirá y se quedará con la conciencia tranquila. Que criticaron faenas históricas. Igual en histórica incluye la de dos orejas de Espartaco en Madrid, o de Manzanares o Paco Ojeda, ¿se refiere a esas? Pues que Dios nos guarde de estos cronistas que todo lo ven perfecto, maravilloso y que se están tragando la píldora de lo que nos ofrece hoy la que llaman fiesta de los toros, pero que más bien parece un circo. La verdad es que es para dudar; para dudar si no tienen ojos en la cara o si reciben otras satisfacciones posteriores al escribir estas cosas. ¿Usted realmente cree que todo esto es tan maravilloso? ¿Cuando no escribe y no tiene que enseñar esta cara piensa lo mismo? A ver si va a tener que echar mano de la hemeroteca y aprender del saber de toros de Navalón y Vidal, además de saber escribir como lo hacía este último. Un cordial saludo y muchas gracias por plantear temas tan atractivos para el intercambio de opiniones, aunque el planteamiento no sea del todo oportuno, según mi personalísima opinión.

    • Su comentario va mucho más allá del tema de este post. En el mismo mezcla aspectos de la lidia y el torero que tienen relación muy colateral con lo que aquí se plantea, aunque por los términos, retórica y lugares comunes que emplea es evidente por qué terreno andan sus predilecciones.

      Habla de “trapío” en singular, cuando en realidad hay tantos tipos de trapío como castas. Grave y peligrosa simplificación típica del “torismo”. Hay un trapío de Santa Coloma, otro Murube, otro de Galache, otro de Juan Pedro….

      Alaba al toro que plantea dificultades porque “exige una pureza en el torero”. O sea, que si el toro es noble el torero no es “puro”. Otro viejo cuento “torista”. Ya entiendo qué concepto tiene usted de la pureza del torero. Por cierto, el manso resabiado plantea muchas dificultades, y el morucho también. Suponemos que estos serán para usted los “interesantes”, “encastados” o “auténticos”.

      Denigra al toro actual en general, al que llama despectivamente “caricatura”. Una palabrita más del manual de cabecera del “torismo”. Es fácil decirlo desde el tendido o detrás de un teclado, pero quizás debería explicárselo a los toreros gravemente corneados en los últimos años. Es una cuestión de simple respeto humano y además es rotudamente falso.

      Habla luego de grandes faenas a las que aludía el post y fueron despreciadas y manipuladas por sus queridos “maestros”. Pues sí, el comentario se refería, por ejemplo, a la de Manzanares con el soberbio toro Clarin, de Manolo González, en 1979, o la de Paquirri con el bravísimo Buenasuerte de Torrestrella en 1979, o la de Espartaco con Precioso, de Alonso Moreno, en 1985, y tantas otras protagonizadas por esas grandes figuras a las que la crítica “torista” y sus acólitos siempre han odiado, porque les gusta el pingüi superficial, el gesto pinturero, pero no el torero macizo, ligado, largo y redondo, o porque su triunfo no interesaba a los empresarios que montaban los coloquios a esos críticos “puristas” para llevárselo crudo; ¿no lo sabía usted?, pues hay que informarse antes.

      Remata su comentario con un ataque personal , aconsejando a quien esto escribe que aprenda de toros y a escribir leyendo a sus “maestros”. Ya vemos dónde le han llevado a usted las sabias enseñanzas de ambos “catedráticos” y los frutos que esa catarata de demagogia, mediocridad, mentira y manipulación han dado a la Fiesta. Siga disfrutando usted de la tauromaquia al revés y, por favor, absténgase de hacer más comentarios en este blog. Tiene otros de su misma cuerda con los que seguro lo pasará mejor.

  3. Intento encontrar un árbol genealógico de los toros de lidia. Quiero enterarme de los encastes q quedan, dónde quedan y a quienes pertenecen. Gracias de antemano.

    • Muy buenas,

      No hay, o al menos la conocemos, una publicación de este tema, que sea sistemática y esté actualizada. Cuando se habla de castas existentes, siempre pensamos en las ganaderías de la Unión de Criadores, pero en las de otras asociaciones españolas quedan algunas vacadas que mantienen reductos de razas desaparecidas o en trance de desaparecer en la Unión. En suma, la casuística es muy ámplia, y abarcar todo en un solo trabajo es muy complicado; eso hablando sólo de España….

      El problema de este tipo de trabajos es que hace falta actualizarlos con frecuencia, aunque en estos tiempos, por degracia, la desaparición galopante de castas va a hacer que de aquí a muy pocos años ni siquiera tengan sentido por falta de “existencias”.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s