Otra mañana de bravura y toreo a campo abierto con las veraguas de Aurelio Hernando

Se repitió lo que era difícilmente repetible, ya vivimos el pasado mes de abril y contamos aquí: un magnífico tentadero a campo abierto en la ganadería de Aurelio Hernando. El matador Iván Vicente figuró como cabeza de “cartel” y Abel Robles de segundo, más algunos “espontáneos” que, a la vista del juego de las vacas, también se recrearon con sus magníficas embestidas, como el gran amigo Ramón García, que además de ser el mejor cámara taurino del mundo, es un excelente aficionado práctico.

Fue de aquellas jornadas camperas en las que todo sale bordado. Picó las reses de manera formidable Héctor Vicente. La collera de garrochistas la formaron el propio ganadero y el jovencísimo Juan Camacho Domecq, sobrino de Álvaro Domecq, que lo bordó por temple y estilo con el sello eterno de la familia de Los Alburejos. Les acompañó a caballo el rejoneador local Luis Rodríguez, que embarcó las embestidas con torería al final de las faenas. Promotora de la jornada fue la Asociación Taurina de Soto del Real, tan admirable por su lucha a favor de la tauromaquia, a pesar del acoso de la ultraizquierda antitaurina que se ha apoderado de este histórico y taurinísimo pueblo.

Les dejamos unas imágenes que muestran mejor que las palabras la belleza de los lances que pudimos disfrutar en este marco extraordinario, propiciados por las bravas y profundas embestidas de las becerras de Aurelio. Sin duda, los años de selección de la sangre veragüeña con criterio de exigencia, buscando lo bravo con duración y entrega, van arrojando resultados cada vez mejores.

Aurelio Hernando y Juan Camaho Domecq en plena faena de acoso. La Pedriza y el castillo de Manzanares, al fondo
En acción con la primera becerra, de nuevo Juan Camacho Domecq
Con temple, clase y estilo campero, colocando en suerte a la becerra
Esto es galopar para coger con celo y entrega la muleta de Iván Vicente… y humillando de verdad
Largura y tranco desde el inicio al final del muletazo
Temple y plasticidad en el remate de la suerte
Toreando de costado las briosas embestidas de la jabonera, el rejoneador Luis Rodríguez
Así empujó en el caballo la becerra albahía,magníficamente picada por Héctor Vicente
Y así embistió siempre por abajo a los engaños y la toreó Iván Vicente…
Humillación y entrega total, deslizándose en el vuelo de la muleta hasta el límite
El novillero Abel Robles también aprovechó las buenas embestidas
Y como remate de fiesta, el monstruo de la cámara y gran amigo Ramón García, autor del maravilloso vídeo que se ha publicado sobre este tentadero…
… cambió la cámara por la muleta y se puso a torear así, formando un “lío” ante el asombro del personal.

¡Enhorabuena a todos por esta mañana para el recuerdo!

Anuncios
Publicado en Tentaderos | Etiquetado , , ,

La vileza de los reventadores no tiene límites: cornalón a Escribano mientras le pitaban y despreciaban. ¡Fuera de Las Ventas esta basura!

Se ha repetido el dantesco episodio que ya vivimos el 2 de junio de 1983 con el maestro Curro Vázquez, corneado aquella tarde por un morucho pregonao del tal Moreno Silva mientras la escoria del 7 le abroncaba y se cachondeaba. Lo acabamos de ver otra vez con el corazón encogido y la indignación absoluta, con la misma repulsa y asco que entonces. Estos reventadores son los herederos de aquellos, pero hoy extendidos por varios puntos de la plaza, como una grada de niñatos borrachuzos que es el foco de la cloaca.

Mientras Escribano se la jugaba con entrega y total sinceridad frente a un toro de Adolfo que prometió mucho pero desarrolló complicaciones progresivamente, esta gentuza se burlaba entre pitos y rebuznos. Hay que ser tan despreciable y vil en lo humano como soez, bestial y desconocedor absoluto del toro y del torero. No es falta de respeto o de educación, como dicen quienes quieren taparlos. Es mucho más que eso, y se llama maldad y miseria.

No pasa más tardes porque Dios no quiere, pero lo que no cambia nunca es la actitud de esta banda de matones de estercolero, que sigue ahí porque hay intereses para que siga, y porque una parte de la “prensa” les alimenta dándoles protagonismo y coba, desde ciertos mangantes y chuflas de vía estrecha en las tertulias, a la mismísima televisión pública de Madrid, como vimos hace poco. Y a semejante chusma les siguen dando el papel de “cátedra”. Los de otras tribunas ni siquiera se atreven a nombrarlos, y cuando lo hacen, como hemos visto en directo, reculan a los 5 minutos por puro acojone. Es simplemente vomitivo.

Ya sabemos de sobra que por mucho que digamos y por mucho que pase, todo seguirá igual, pero no podemos más que expresar de nuevo lo que ya hemos dicho reiteradamente y sentimos: mientras no se extirpe de Las Ventas a estos miserables y a todos cuantos les amparan o son sus cómplices, esto no tiene remedio. Su sola presencia, envuelta siempre en chulería matonesca y ridículos aires de “sabios”, repugna a cualquier persona de bien, y su protagonismo ensucia y envilece al toreo. Son un tapón de mierda que bloquea desde hace 40 años el éxito de la tauromaquia en la plaza más importante del mundo.

A quien iban a reventar es a Roca Rey, que hizo un faenón en el muy buen 6º toro de Adolfo sin que buena parte del público se enterase. El presidente, penoso, acobardado e inepto, le birló una oreja. ¡Váyase a paseo o a su puñetera casa! ¡Qué desastre de plaza, señores!

Enhorabuena a Román por la merecida oreja que cortó, y, sobre todo, deseamos lo mejor para Manuel Escribano, cuyo estado se desconoce a la hora de escribir estas líneas.

Publicado en Temas generales | Etiquetado , , , ,

Escolar en Madrid: un perfecto ejemplo de ese bodrio que llaman “torismo”

Nunca se emplean de verdad en el caballo, porque no son bravos. Todos con la cara alta, de medio lado, derrotando o yéndose, pero jamás se rompen en el peto, todo lo más van de largo al cite, y ahí se acaba todo. Si toman una vara más o menos dejándose, en la siguiente ya cantan la gallina. Por cierto, se les pega en el caballo porque de lo contrario, como lo único que tienen es genio, las posibilidades de cornada se multiplican, y, encima, al no desgastarse se reservan la fuerza y los chuflones del 7 e imitadores los toman por bravos y se ponen a la contra del torero. A ver si lo entienden de una vez quienes hablan sin tener ni puñetera idea de esto.

En el resto de la lidia siguen la misma tónica, o peor, porque van a menos. En banderillas, esperando, soltando la cara y arreando para dentro. Y qué decir de la muleta: siempre a la defensiva, broncos, probones, sin recorrido, reservones y para terminar parados, tirando tarascadas o yéndose al cuerpo. El único que amagó con embestir en algunas arrancadas más francas fue el 6º, pero acabó rajado. Ni uno humilla de verdad ni tiene asomo de temple, que son atributos típicos de los buenos toros de casta Saltillo, pero de los que carece este petardo de ganadería.

¿Y de presencia?, pues otra que tal: una escalera por desigualdad; feos, zancudos, fuera del tipo auténtico de su raza y varios sin trapío alguno, como el 5º solo tapado por su horrenda y cornalona testa. Pero aquí no hubo problema con los señoritos caraduras de la dictadura veterinaria, porque es uno de los hierros afectos a sus amigos los reventadores.

Este fue el resultado de la corridita de Escolar, más cercana al subproducto moruchesco para tontos que al toro bravo. ¡Menudo inicio de celebración del centenario de Albaserrada!. Encima, se racaneó miserablemente con los tres toreros, que se jugaron la cornada en cada lance, además de torear en muchos momentos con categoría, contra el huracán y la ausencia de bravura. Lamentable el público, hoy comandado por los reventadores, que ovacionó a varios toros, lo cual da la medida del ínfimo nivel que ha alcanzado esta plaza. Bien por el maestro Robleño, que mereció con creces la oreja del 4º, y bien por el coraje de Gómez del Pilar y de Ángel Sánchez, ambos también con momentos de buen toreo y muy por encima de las circunstancias.

En suma, una tarde de puro chufleteo “torista”, que es lo que se ha extendido desde Las Ventas a tantas plazas y lo que, por ejemplo, reina en el depravado, ignorante y pretencioso ambiente taurino de Francia, donde lo que gusta y se imita es este sucedáneo basto y bruto del auténtico toro bravo y este público de plaza de carros.

Ya llega a hartarse uno cuando repiten una y otra vez ciertos “comentaristas” las letanías falsas y manidas de que es una corrida “característica del encaste”. Mentira total. No es más que la versión mala del mismo, que sólo tiene sus defectos y ninguna de sus virtudes. No digamos ya lo de tildar estos gayumbos como “encastados”, cuando en realidad no son más que mansos camuflados, con genio y mal estilo.

Y esto, que pasa con las vacadas llamadas “toristas” de Saltillo, Santa Coloma y otras castas, no es porque las mismas sean malas por naturaleza, sino que los hierros de esta órbita están en manos de pésimos aficionados, que seleccionan lo malo, porque es lo fácil de seleccionar, porque no les gusta lo bravo y lo bueno, y encima tienen mercado para venderlo y una corte de chuflas aduladores alrededor. Así de simple y de penoso.

Publicado en Actualidad | Etiquetado , ,

Alerta máxima contra el Frente Popular antitaurino en Madrid. La ultraizquierda viene a exterminar la tauromaquia… ¡y los taurinos callados esperando la puntilla!

El mundo taurino, siempre indolente y cagón, hace como que no se entera o no se quiere enterar, pero el riesgo de destrucción del toreo es inminente y más posible que nunca. En pleno San Isidro, el momento álgido para alertar y levantar públicamente a nuestra gente contra el movimiento totalitario que viene a aniquilarnos, no se hace nada de nada. En vez de lanzar una advertencia contundente al enemigo, silencio total y acobardamiento general. Una carta semi-clandestina de la llamada “Fundación” ha sido todo. ¡Heroico!. Nos llevan al matadero y nos callamos. ¡Pues nos aplastarán!

Si las proféticas encuestas que elaboran los medios del Régimen se cumplen con la milimétrica y desvergonzada certeza de la vez anterior, los chekistas van a iniciar el exterminio final del toreo en una semana, siguiendo un plan de represión ideológica masivo, con el que piensan imponer todas las mugrientas aberraciones animaloides y de las otras bandas afines hasta en los colegios, para envenenar la mente de los niños. ¿Legalidad? Para ellos la ley siempre son ellos y la dictan ellos, o sea, que se la pasan por el arco de triunfo, además de contar con un ejército de jueces garzonitas de su cuerda dictatorial.

Si en otros campos puede caber alguna pequeña duda, en lo taurino no hay ninguna. Desde la okupación de los ayuntamientos, en muchas localidades madrileñas el toreo ha sido aniquilado, a veces camuflando la operación con referéndums a la venezolana: Móstoles, Getafe, Alcalá de Henares, Ciempozuelos, Valdemoro, Navacerrada o Soto del Real son sólo algunos ejemplos. Siempre de acuerdo el ultrasocialismo pedrista y sus aliados de la banda neo-Stalin.

Durante esta campaña, las amenazas, mentiras burdas y calumnias hacia la tauromaquia son diarias. Hablan de “tortura” los socios patrocinados y amigos de la narcodictadura que mata de hambre, palos y disparos a quemarropa al pueblo indefenso, o tiran al vacío desde el décimo piso a los opositores. Son los mismos que se asocian con los etarras y reivindican a genocidas contra la humanidad como Stalin y Lenin, y luego se camuflan con corazoncitos en su propaganda. Mientras, el vasco y “moderado” Gabilondo, nada menos que ex-minitro del ZP, calla, pero otorga y otorgará, porque son las dos caras de la misma moneda. Además, está el camuflado antitaurinismo guay de Ciudadanos, siempre a favor de todas las imposiciones de la ingeniería social totalitaria.

Ante este panorama aterrador, la llamada “derecha” anda acomplejada, balbuceante y deprimida, siempre deseando rendirse, e interiorizando los mensajes manipulados del inmenso aparato de propaganda del Régimen. Son tan tontos que por su propio miedo, falta de coraje y credulidad convierten los sondeos en profecía autocumplida.  

Con Las Ventas cerrada, que es el objetivo final, el golpe a la tauromaquia sería letal, y a por ello van, que nadie lo dude. En cadena, caerán las escuelas taurinas, las novilladas de promoción y la mayor parte de las ferias de los pueblos que aún dan festejos. Lo dicen a las claras. Implícitamente, el proyecto dictatorial incluye además la aniquilación de las ganaderías bravas; no en vano se trata de los herederos de quienes en 1936 masacraron a tiro limpio las vacadas históricas de Martínez, Aleas, Hernández y muchas más.

Para que sea digerible a los cobardones del taurinismo y el rebaño idiotizado por la telebasura, quizás habrá una fase de transición: la “tauromaquia incruenta”, una parodia burda y grosera que otros llaman “Integral”. Y ahí es donde podrían saltar a escena el listo de Carmeno y sus mariachis, los judas del toreo. ¿Para eso el Ayuntamiento los ha mantenido en la incubadora del Batán?

Ante la desmovilización y la abulia que se está sembrando, es imperativa la reacción inmediata y contundente, en la calle y en las urnas, de todos los amantes de la tauromaquia y de la libertad general. Pero de momento lo que se palpa en el mundillo es el silencio de los corderos. Mientras, los camaradas del puño en alto afilan el hacha.

Perdonen los lectores la carga política, cuando la naturaleza y el espíritu de este blog no tiene nada que ver con lo político, que no nos interesa en sí mismo ni le tenemos confianza alguna, pero creemos que la gravedad de la agresión permanente que estamos sufriendo y de la situación en general lo requiere.

Publicado en Actualidad | Etiquetado ,

El anti-Santa Coloma o Madrid como escaparate del fraude “torista”

Toro de La Quinta lidiado en Madrid: alto, sin cuello y morcillón. Horrendo y totalmente fuera de tipo. El producto adulterado y antinatural que gusta a los veterinarios y sus amigos “toristas” (Foto: Plaza 1)

Primer festejo de la feria de San Isidro y primera orgía de chufleteo “torista”. Horrenda corrida de “La Quinta”. No sabemos si era lo que quisieron traer los ganaderos o lo que les impuso la casta veternaria, pero totalmente fuera del tipo clásico de la raza santacolomeña y su más grandiosa y paradigmática referencia, la creada por el genial don Joaquín Buendía. Bastos, enormes hasta lo amorfo en algunos casos, sin cuello, altos… el anti-toro de lidia. Es el tipo de boyancón de capea que le gusta a los prepotentes dictadorzuelos veterinarios y sus aliados de las bandas de reventadores que dominan aquí desde hace tantos años y la han convertido en una vulgar e insoportable plaza de carros.

Y paralelo a su espantosa y antinatural morfología ha corrido su juego, como suele acontecer en el 99’9 por ciento de los casos. Caras por las nubes, escasa o nula entrega brava y comportamiento siempre a menos. Los atisbos de bondad y cierto recorrido de algún ejemplar quedaron en eso: un simple espejismo pasajero que se diluyó como humo. Muy por encima los toreros, también como casi siempre aquí minusvalorados y maltratados sin sentido.

Patéticos algunos tercios de varas, especialmente el del quinto toro, claramente rajón y a la defensiva, que no quería pelear ni por asomo, pero al que la chusma “torista” se empeñó en que fuera puesto a enorme distancia del picador, cuando,a pesar de derribar, ya había cantado lo que era: un manso que sólo podía equivocar a tontos, pero muy tontos y muy chuflas. Error del torero en lucir a un toro que no lo merecía, y que luego no embistió en la muleta, y error garrafal del inepto presiente, presto y servil ante los alaridos de los reventadores.

Se habla sin cesar de crisis: de toreros, de ganaderías… cuando la auténtica e irreparable crisis es la del público, no ya en términos cuantitativos, sino sobre todo cualitativos.  La ignorancia es brutal y generalizada, y los peores son esos que se autotitulan como “la afición”, porque encima de no tener ni puñetera idea, sientan cátedra e imponen sus cuatro pamplinas  simplistas, utópicas y disparatadas, y lo hacen a berridos y agrediendo permanentemente. El cáncer de la falsedad y la ignorancia demagógica  se ha extendido desde Madrid por todos lados; domina desde el último pueblo a esa penosa Francia del “torismo” garrulo. Ya es demasiado insoportable y demasiado tarde.

Y ahora a esperar que dentro de unos días no asalten el poder los genocidas del puño en alto y rematen desde fuera la obra que los reventadores llevan fabricando tantas décadas desde dentro. El puchero ya está hirviendo.

Publicado en Actualidad | Etiquetado , ,

Una tarde de primavera otoñal entre las vacas veragüeñas de Aurelio Hernando

Las lluvias tardías de abril en la sierra de Madrid han dado lugar a un paisajismo inusual para estas fechas. Cuando la hierba de muchos cercados ya amarilleaba tras meses de sequía, el agua caída durante los últimos días ha calado la tierra. Las caceras corren con alegría y el pasto cambia su color cenizo por otro intenso. Renace el musgo de las grandes piedras graníticas y la arboleda comienza a cubrirse de hojas, aunque aún tímidamente. Y así la paleta cromática del campo ahora mezcla tonalidades amarillentas con variadas gamas de verde. Es primavera, pero parece un dulce otoño.

Estos días de campo grises y de lluvia pausada y continua tienen un encanto especial. Y por ello aprovechamos la tarde para dar una vuelta por “La Cerca del Cura”, finca histórica próxima a Soto del Real, donde pastan varios lotes de vacas de Aurelio Hernando. Siempre serias y de arrogante belleza. Hociconas. Fuertes. Con buenas carnes. Bien armadas, unas con más aparato que otras. Bajas de cruz y con cuello largo, que es lo principal, y cada vez más finas de cabos, porque es lo que se busca en la selección. Muy nobles en el manejo y también de noble expresión.

En las hermosas veragüeñas y en sus crías contemplamos toda la gama de capas clásicas de su noble estirpe: albahías, barrosas, melocotonas, berrendas, coloradas entrepeladas, negras… e incluso otras realmente espectaculares, como las jaboneras atrigradas en colorado, o una preciosidad de becerrito barroso, coletero y con un remiendo blanco en el cuello

Una maravilla visual y un tesoro ecológico y genético que compartimos con ustedes en estas imágenes.

Publicado en Ganaderías y reportajes | Etiquetado ,

Las veraguas de Aurelio Hernando haciendo surcos con el morro y toreo de cante grande de Iván Vicente. ¡Gloria bendita!

Una mañana maravillosa vivida ayer en la ganadería de Aurelio Hernando. Jornada de acoso y derribo con tienta a campo abierto en una casa de caballistas consumados. Luz primaveral con un toque de brisa húmeda y agradable. La faena se realiza en un gran cercado que es como un balcón frente a la colosal barrera del Guadarrama, con el Cerro de San Pedro a la espalda. Más abajo los históricos prados del Soto, donde pastaban los toros de Martínez. Los pueblos de Manzanares, Soto del Real y Miraflores en el horizonte. Tierra de bravura milenaria. Escenario de impresionante belleza, a pesar de que la hierba debería tener medio metro y este año ralea.

En este marco ya tan familiar pero cuya grandiosidad siempre nos impone,  pudimos gozar como muy pocas veces. La tauromaquia también puede ser muy grande, en el campo,  donde está la esencia y la madre de todo.  Porque la embestida de pura clase, con empuje desde los riñones, rebosada en los vuelos del engaño, siempre a más y mejor cuanto mejor la torean, es un tesoro excepcional, y en la sangre veragüeña mucho más.


Y este caudal de embestidas se encauzo a través de las muñecas de Iván Vicente. Toreo de impecable técnica, pulseado, de redondo y larguísimo trazo, de inspiradísimo temple y empaque natural. Toreo salido del corazón y el sentimiento de un artista en madurez, que remató su obra campera transfigurado de gozo.

Vean cómo embistieron las becerras jaboneras de Aurelio Hernando y cómo las toreo Iván Vicente. ¡Gloria a la bravura y al toreo!

Publicado en Actualidad, Tentaderos | Etiquetado , ,